Peludos tragones

Perros que trabajan
6 junio, 2016
Yo si puedo contarlo
8 agosto, 2016
Mostrar todo

Peludos tragones

comedero anti-engullición

Este mes queríamos tratar un tema muy común, por el que nos preguntáis mucho: ¿que hago cuando mi perro o mi gato nunca está saciado, se pasa el día pidiendo comida, y cuando llega la devora en 2 segundos?

Lo primero es descartar problemas físicos, algunas enfermedades, como las relacionadas con el sistema endocrino (hormonas) cursan con un aumento del apetito. Si nuestro veterinario ha descartado problemas de salud, deberíamos revisar el estado emocional de nuestro perro o gato, si sufre ansiedad, aburrimiento, demasiadas horas de soledad, etc pueden aparecer conductas de ese tipo. De la misma forma que algunos humanos gestionamos el estres o las malas épocas comiendo en demasía, ellos también pueden tener esa respuesta. Si la causa no es física ni emocional, pues bien, tenemos un tragón en casa.

Hay algunos trucos que ayudan a que la ingesta se haga más despacio, mejorando la digestión y reduciendo la formación de gases. En tiendas especializadas venden comederos con formas y barreras que dificultan que se ingiera toda la ración de golpe y sin masticar, ya que se ven obligados a ir cambiando de posición para encontrar la comida:

 

comedero anti-engullición

 

Otra opción es fabricarlo vosotros, para perros pequeños y gatos con un simple cartón de huevos puede valer, colocando el pienso en los diferentes huecos conseguimos el mismo efecto:

 

comedero casero anti-engullición para gatos o perros pequeños

 

También lo podemos hacer utilizando su plato normal, pero poniéndole obstáculos que le incomoden, consiguiendo que coma más despacio y mastique mejor. Es importante que el tamaño de los objetos que pongamos sea suficientemente grande para evitar que los trague por error.

comedero con pelotas

 

Otra manera es no darle toda la ración en el plato, sino rellenarle juguetes especialmente diseñados para esto. Nosotras utilizamos  los de Nina Ottosson o los de Kong. A medida que el peludo lo va moviendo, volteando y jugando van saliendo por un pequeño orificio las bolitas de pienso, consiguiendo no solo que coma mas despacio, sino que vaya “cazando” su comida, consiguiendo entreterle y que queme calorías mientras lo hace.

 

Juguetes interactivos de Nina Ottosson

 

Como veis, hay diversas opciones para mejorar este tema, y conseguir cada día un poquito mas de bienestar y felicidad para nuestros peludos, y por consiguiente, para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *