Sólos no…

Escuela de Adiestramiento en Peludos Hotel Canino y Felino
Escuela de adiestramiento
8 septiembre, 2014
Instalaciones de Peludos Hotel Felino
Cada oveja, con su pareja
10 noviembre, 2014
Mostrar todo

Sólos no…

Perros jugando en Peludos Residencia Canina y Felina

¿Quién no sabe de fincas en las que vive un perro sólo, que se pasa el día ladrando y mirando hacia la carretera por la que varias veces a la semana aparecen los dueños?

¿Os habéis fijado en la ansiedad con la que los recibe, y en muchísimos casos lo destructivo de su comportamiento?

Agujeros en el césped, riego levantado, plantas muertas, tiestos rotos….

Perros jugando en Peludos Residencia Canina y Felina

 

Lo primero es decir: . Nunca.

Pero, si por circunstancias de la vida tienes un perro en una finca, por favor, por favor, adopta otro. Aunque subas todos los días un par de horas, siguen siendo 22 horas sólo al día. Aunque la finca sea un edén no lo disfrutará sino tiene compañía, juegos, lametones, calorcito a la hora de dormir…

Perros jugando en Peludos Residencia Canina y Felina

Sabemos que en muchos casos estos perrillos han acabado ahí porque estaban abandonados, o era una camada no deseada y los iban a sacrificar, y bastante ha hecho la persona haciéndose cargo de ellos incluso no deseándolo en muchos casos, y eso les honra. Sin embargo, ellos no están bien.

Nosotros, como los perros, somos animales sociales. Cuando se quiere castigar a una persona, se le priva de libertad. Si el castigo es aún mayor, se la aisla. Eso es exactamente lo que hacemos con un perro cuando lo tenemos cerrado y solo en un terreno.

Si no podemos llevarlos a vivir con nosotros o encontrar una solución mejor, adoptar un compañero es una buena solución. No hace falta invertir dinero, en cualquier protectora podemos adoptar un animal adulto, vacunado y esterilizado que sea compatible y amigable con el primero. Si sabemos elegir bien y nos asesoran correctamente nacerá una gran amistad, habrá mas alegría y menos ansiedad. Estarán acompañados siempre y nuestra llegada sólo será un motivo más de felicidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *